Cambio de gafas, cambio de look

Para las personas que, como yo, utilizan gafas y además las consideran un complemento más a la hora de vestir, saben muy bien lo que significa cambiar las actuales por unas nuevas.

Este septiembre, y con motivo de mi cumpleaños, me ha llegado el momento de renovarlas después de cuatro años y no sabéis la ilusión que me hace. Cuando te haces una gafas nuevas buscas el cambiar un poco tu aspecto y modernizarte. Al igual que tú, tus gafas evolucionan contigo. Comienzo una época nueva en mi vida y parece que estos cambios te transmiten fuerza positiva y te ayudan a sentirte más a gusto y segura de ti misma.

En el fondo, y siempre que hago un cambio así me pasa lo mismo, pienso para mis adentros en no “jubilar” del todo las gafas actuales que tengo y seguirlas utilizando de vez en cuando, pero me engaño a mi misma vilmente. Tengo por seguro que en cuanto tenga las nuevas en mis manos ¡no me las querré quitar!

Y es que al igual que con muchas otras cosas la moda influye, incluso en el tipo de gafas que vayas a escoger. No os creáis con esto que soy tan “fashion victim”, sigo creyendo que cada uno tiene que ser fiel a su propio estilo y no dejarse embaucar por modas si no son de su agrado, pero opino que es un aspecto a tener en cuenta, especialmente porque se trata de un accesorio para tu cara y que te va a acompañar frente al espejo y de cara al mundo todos los días en los próximos cuatro, cinco o más años (al menos en mi caso).

Decidido, pues, el regalo de cumple, empezó mi viaje por el maravilloso mundo de las monturas de gafas y ¡que pasada hay por la red! Os parecerán todas similares y es verdad que el estilo está bastante definido, todas van por la misma línea, pero cada una tiene su encanto.

faceafaceparisFace à Face Paris

massada

massada

Massada

victoriabeckhamvictoriabeckham

Victoria Beckham

blinde

blinde

Blinde

feb31stfeb31st

Feb31st

Para mi estas últimas son la joya de la corona, quedé enamorada de ellas al verlas en un escaparate en Padova (Italia) el verano pasado. Allí es donde las descubrí, ni sabía que existieran gafas de madera.

Pues bien, una vez elegidas me encuentro ahora mismo en ese momento de espera en el que la óptica me dijo “te llamaremos en un par de días, cuando estén listas”. No sé si soy yo o es que los días no pasan, pero tengo la sensación de que el tiempo se ralentiza o incluso corre hacia atrás.
Estoy deseandito estrenar gafas, estrenar look, ¡estrenar nueva etapa!

¡Feliz día!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s